Imagen del día: para comer la bamba

Muchos pueden discrepar del valor cultural de unos papas fritas o de la comida chatarra (ג`אנק פוד yank fud, como en inglés junk food) en general como para tener cabida en un artículo como este, pero ¿acaso productos como el chicle Miti Miti, el Super8, los Chubi y el chocolate Sapito no forman parte de la idiosincrasia chilena? Bueno, algo así sucede con la famosa Bamba בַּמְבָּה, este suflé con sabor a mantequilla de maní que revolucionó el mercado en 1964 ( y que fue un suceso para los soldados durante la Guerra de los Seis Días) convertido hoy en sinónimo de este tipo de snacks en Israel llevándose un 25% del mercado. Bamba también viene en sabores de jalva (una especie de turrón blando de sésamo), frutilla, queso, entre otros, y muchos israelíes que viven en el extranjero piden a sus familias que les envíen un poco de Bamba o cuando turistean por la India o Machu Picchu se llevan una bolsita.

Incluso, el paseo a la fábrica en la ciudad de Holón es algo que suelen hacer los pequeños en la escuela y hay nutricionistas que alaban su valor nutritivo. Esto último quizá ya sea un exceso de cariño aunque según el Jerusalem Post, en 2003 la Knésset (el Parlamento israelí) declaró a este producto como vital e indispensable, lo que quiere decir que los trabajadores de la fábrica pueden recibir una llamada del gobierno para seguir y seguir produciendo aunque todo se detenga en el país.

El mismo Instituto realizó un experimento en terreno y la aprobamos un cien por ciento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s