Bióloga israelí de la U. de Tel Aviv recibe el premio UNESCO-L’Oreal

Osnat Zomer-Penn

Osnat Zomer-Penn

La doctora Osnat Zomer-Penn, una bióloga computacional de 32 años de la Universidad de Tel Aviv, recibió el pasado jueves 28 de marzo el prestigio Premio UNESCO-L’Oreal de 2013.

Fue la única israelí entre 15 mujeres de Europa que obtuvieron el prestigioso reconocimiento entre cientos de mujeres que postularon.

Cinco israelíes han recibido el premio desde que el país comenzó a participar en esta competencia, cuatro años atrás.

Zomer-Penn, casada, con dos hijos, fue una estudiante de doctorado en la Escuela Edmond J. Safra de Bioinformática de la Universidad de Tel Aviv, y ha sido una estudiante de postdoctorado en el departamento de Ciencias del Genoma de la Universidad de Washington en Seattle durante el año pasado.

Su investigación está dirigida a un área relativamente nueva que combina la biología con las ciencias de la computación. Ha estudiado la evolución del virus del VIH y cómo sus cepas, comunes en distintas áreas geográficas, difieren una de la otra.

Zomer-Penn está investigando en este tiempo la base genética para el desarrollo del autismo.

bioinformatics

El premio, producto de la alianza entre el grupo L’Oreal con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, es parte de una iniciativa para incentivar a las mujeres en el trabajo científico. La ceremonia fue realizada la noche del jueves 28 de marzo en la Sorbona de París. Zomer-Penn debe volver a Tel Aviv cuando complete su trabajo postdoctoral en un año más.

Un panel de mujeres líderes en ciencia –incluyendo ganadoras del Lobel- escogieron a las ganadoras, que recibirán $40 mil dólares (más de $19 millones de pesos) en dos años.

El Primer Ministro Benjamín Netanyahu le escribió a Zomer-Penn cuando su premio fue anunciado unos meses atrás, afirmando que ha “formado parte de un prestigioso equipo de alta calidad de ganadoras de la UNESCO y L’Oreal que están en plena vanguardia de la ciencia e investigación mundial”.

“Tú y tus colegas y muchas otras investigadores son prueba viviente de la calidad de las investigadoras israelíes y sus contribuciones al avance de la ciencia y el desarrollo”, dijo.

La directora ejecutiva de L’Oreal-Israel, Nara Ravid, agregó que el número de mujeres que son miembros de la Academia de Ciencias de Israel es sólo 8, de un total de 105.

Su compañía, agregó, tiene el objetivo de “aumentar significativamente el número de mujeres que completen sus estudios de postdoctorado, que por lo general se realiza en el extranjero y ese es el gran obstáculo para jóvenes científicas, sin el cual no pueden alcanzar sus sueños”, dice Ravid.

Zomer-Penn trabajó con el virus del VIH en el laboratorio del profesor Tal Pupko de la Universidad de Tel Aviv. Al conocer más sobre la evolución de este virus y los esfuerzos permanentes de adaptación que tiene a nuevos grupos poblaciones y tratamientos –dice- permitirá a los científicos desarrollar mejores drogas para ayudar a la lucha contra el SIDA.

Sin embargo, el trabajo con el que ganó el premio UNESCO-L’Oreal tiene relación con el autismo, el cual afecta a cerca del 1% de la población –y más en chicos que en niñas. Es bien conocido en la comunidad científica que todos los síndromes autistas están influenciados por predisposición genética, pero las causas de la enfermedad aún son en gran parte un misterio.

Zomer-Penn ha analizado datos genéticos recolectados de cientos de familias con niños autistas.

Al comparar los genomas de los niños autistas con los de sus padres que no lo son, Zomer-Penn está trabajando en comprender qué es lo que causa la diferencia entre el niño y los padres, algo que puede haber tenido implicancias directas para desarrollar autismo durante y después del embarazo.

Su aproximación estadística permitirá la validación de modelos predictivos que podrían ser usados en análisis moleculares en el período pre-natal y en un diagnóstico temprano de autismo en niños, así como en nuevos objetivos para nuevos tratamientos. En su retorno a Israel, Zomer-Penn tiene planeado instalar un nuevo laboratorio donde pueda aplicar esta reciente aproximación a otros males humanos.

Fuente: The Jerusalem Post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s