Convirtiendo los techos israelíes en hábitats verdes

Unos 48 módulos experimentales están siendo plantados en el Centro de Ecología Techos Verdes de la U. de Haifa. [Créditos: Israel21c.org]

Unos 48 módulos experimentales están siendo plantados en el Centro de Ecología Techos Verdes de la U. de Haifa. [Créditos: Israel21c.org]

Fuente: israel21

Artículo de Abigail Klein Leichman traducido por el Instituto Chileno-Israelí de Cultura

Cualquiera puede poner unos cuantos maceteros con árboles y almácigos bonitos sobre un techo, pero un jardín en la azotea no ofrece los mismos beneficios ecológicos y medioambientales como un “techo verde” –una capa de vegetación de baja necesidad de cuidado que protege al edificio y reduce las inundaciones fulminantes en las calles pavimentadas que hay abajo actuando como una esponja para el agua-lluvia.

El profesor León Blaustein, director del nuevo Centro de Ecología Techos Verdes de la Universidad de Haifa, cuenta que éste es el primer centro de su especie en el Medio Oriente y uno de los primeros en el mundo entero en enfocarse específicamente en cómo conservar la biodiversidad dentro del espacio urbano.

“Cuando creas una ciudad, estás destruyendo gran parte del hábitat natural para las plantas y animales, y nosotros queremos mitigar eso lo más que se pueda con nuestros hábitats en el techo”, cuenta Blaustein a Israel21c.

Blaustein y su equipo han instalado 48 módulos experimentales sobre el Centro de Estudiantes de la universidad, cada uno con material verde, configuración del drenaje y agrupación de plantas distintos.

Investigadores en ecología de alrededor del mundo estarán pendientes mientras los israelíes monitorean qué tan bien cada uno de estos módulos permite la atracción de insectos, aves y otras especies de fauna, con la esperanza de determinar la receta más exitosa para desarrollar techos verdes biodiversos en climas áridos. Eventualmente, esperan crear nuevos lotes de techos verdes en más edificios del campus y alrededor de la ciudad de Haifa, además de en otras ciudades israelíes.

El equipo israelí también está estudiando cómo conservar especies de plantas e insectos en entornos urbanos. [Fuente: Israel21c.org]

El equipo israelí también está estudiando cómo conservar especies de plantas e insectos en entornos urbanos. [Fuente: Israel21c.org]

Azoteas y “campos de juego” para ecologistas

El Centro de Ecología Techos Verdes será el proveedor de un inusual laboratorio a la intemperie para investigadores en ecología y biología evolutiva de todas partes del mundo que deseen desarrollar y comprobar teorías ecológicas, dice Blaustein, quien encabeza el Laboratorio de Ecología Comunitario de la universidad.

“Recién estamos comenzando. Estamos buscando colaboradores fuera de la universidad, tales como el gobierno y autoridades de ONGs”, señala Blaustein, quien últimamente se ha puesto en contacto con científicos interesados en Suiza y en los Estados Unidos.

Este proyecto comenzó a funcionar gracias a una donación extranjera y el aporte del ecologista de plantas y polinización de la Universidad de Haifa Amós Dafni, el ecologista del paisaje Lior Blank, el experto en manejo medioambiental Shay Levy, los profesores de geografía Noam Greenbaum y Dan Malkinson, y el experto eco-diseñador de techos verdes de Londres Gary Grant.

El candidato a doctor Amiel Vasl está a cargo del experimento en el edificio del Centro de Estudiantes, mientras que el candidato a máster Ariel Solodar estará testeando la factibilidad de usar “aguas servidas” provenientes de los lavaplatos del edificio para irrigar las plantas y purificar el agua.

Blaustein explica que el substrato que crece y el follaje en los techos verdes mantiene a los edificios aislados del calor y del frío, por lo que hay una menor necesidad de usar energía para mantener el interior a una temperatura confortable. Y al absorber el agua antes de que caiga al asfalto o concreto (incapaz de permear agua), los techos verdes pueden prevenir inundaciones fulminantes en los espacios urbanos.

El Centro fue inaugurado en octubre con el apoyo de un consejo asesor internacional que incluye, entre otros, al eco-arquitecto Ayal Ronen de la Academia Bezalel de Arte y Diseño de Jerusalén; a Rakefet Sinai, un arquitecto afiliado con el Technion, el Instituto de Tecnología de Israel; y Howard Wenger, el presidente de SunPower radicado en California y varias empresas de jardinería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s