Las diez mejores maneras con las que Israel combate la desertificación

Fuente: 

Artículo escrito por Karin Kloosterman y traducido al español por el Instituto Chileno-Israelí de Cultura

Palmeras creciendo en el desierto de Aravá, al sur de Israel [Créditos: Photo 90 e israeli21c.org]

El clima errático y violento del año pasado es sólo una pequeña muestra de lo que está por venir, predicen los científicos, a medida de que el impacto del calentamiento global comience a golpearnos. El clima se volverá más impredecible, las inundaciones serán aun más fieras, y las sequías y las hambrunas estarán más esparcidas mientras que la tierra dará mayor paso al desierto.

Con el desierto cubriendo una gran extensión de su superficie, Israel ha tenido que desarrollar rápidamente soluciones para su falta de tierra arable y agua potable. Las investigaciones israelíes, la innovación, los logros y la educación en este tema ahora dan vueltas alrededor del mundo para enfrentar los problemas comunes a todos los habitantes del desierto.

“Hemos realizado muchas investigaciones relacionadas a la respuesta del ecosistema a las sequías porque tenemos este problema en la puerta de nuestra casa”, dice el profesor Pedro Berliner, director del centro de investigaciones más destacado en estudios del desierto, el Instituto Jacob Blaustein para Investigaciones sobre el Desierto en la Universidad de Ben Gurión del Néguev, en la ciudad de Beer-Sheva.

ISRAEL21 echa una mirada a los 10 más grandes avances para combatir la desertificación, poniendo especial énfasis en el trabajo realizado por los investigadores del Instituto Blaustein.

1. Mirando a los ancestros
Ellos vivieron en la Tierra de Israel hace más de 2 mil años en el corazón del desierto del Neguev y aun así encontraron una manera de sobrevivir y prosperar. ¿Cómo los nabateos construyeron una comunidad sustentable que proveía comida, leña y forraje para los animales?

Este es el área de interés del profesor Pedro Berliner. Ha desarrollado una versión moderna, al día, del sistema recolector de aguas inundables -los sistemas agroforestales de escorrentía del agua- y viaja por el mundo enseñándole a granjeros en países como Kenia, Turkmenistán, Uzbekistán, la India, y México cómo implementarlo. Su enfoque low-tech redirige las aguas de indundaciones a terrenos rodeados de diques o pozos cavados a mano en los cuales son plantados árboles o arbustos.

Dando un paso más adelante que los nabateos, “en nuestro sistema no sólo plantamos árboles y entre ellos filas de cultivos sino que le dimos a lo antiguo un nuevo giro usando árboles de legumbres en forma de arbusto, los cuales pueden absorber el nitrógeno de la atmósfera a través del sistema que existe en sus raíces”, dice Berliner. La fertilidad del suelo se mantiene prácticamente sin costo alguno, asegurando la sustentabilidad del sistema a largo plazo.

Créditos: israel21c.org

2. Aprovechar al máximo el sol
En las naciones en desarrollo, las personas todavía cortan árboles para obtener leña. Esto produce desertificación por la falta de vegetación para mantener al suelo y sus nutrientes en su lugar. La lluvia se lleva con ella la primera capa de tierra, dejando sin ningún valor la tierra que queda.
Los avances de Israel en plantas de energía solar fuera de la red general de suministro eléctrico para hogares o aldeas pueden ayudar a ofrecer una alternativa limpia y renovable. El profesor de la U. de Ben Gurión David Faiman ha desarrollado una celda concentradora fotovoltaica (CPV) perfecta para los países en desarrollo que se ven enfrentados con la deforestación, y él es sólo uno de docenas de investigadores israelíes y empresas que trabajan en esta direccón.
“Israel está ayudando a combatir la desertificación haciendo que la energía solar sea una alternativa viable a la convencional de cortar árboles para leña”, cuenta Berliner a ISRAEL21c.

Créditos: israel21c.org

3. Ayudar a los peces nadar en el desierto

La vasta tierra del desierto no necesita desperdiciarse cuando existen cultivos de alto valor prácticos, especialmente alternativas como la acuicultura, que pueden prosperar mucho allí. Los profesores Shmuel Appelbaum y Dina Zilber de la Universidad Ben Gurión ayudaron a perfeccionar un sistema que permite criar peces en el desierto.

Su sistema sólo necesita agua salobre de baja calidad – agua que tiene un alto contenido salino – y la bombea a la tierra en piscinas para criar peces marinos. Esto provee una completa nueva fuente de proteínas, e ingresos, a los habitantes del desierto. Las condiciones en algunos desiertos son también óptimas para criar peces de acuario e Israel está comenzando a cultivar peces olominas (guppies) para exportación a Europa.

Créditos: israel21c.org

4. Cultivos alternativos en la arena

Al igual que con la acuicultura, un número de cultivos tolerantes a la sequía pueden prosperar bajo el sol ardiente del desierto. Alimentadas con aguas salinas o de baja calidad, las algas para biocombustibles o neutracéuticos presentan una nueva manera de hacer crecer un producto de alta calidad en una tierra que parece no valer nada. Muchas empresas israelíes e instituciones de investigación están trabajando para crear el entorno perfecto para estos microorganismos a base de plantas, y además para que la ingeniería genética cree algas que contengan más lípidos que puedan ser transformados en biocombustibles.

La Universidad Ben Gurión, el Instituto Weizmann y el Instituto Technion de Tecnología han unido fuerzas para acelerar esta investigación. Mientras tanto, empresas como Seambiotics ya tienen productos comerciales cultivados directamente del desierto.

Otros cultivos alternativos que Israel está haciendo crecer en el desierto incluye arganes para cultivar su preciado aceite. Anteriormente estos árboles sólo podían crecer en las montañas Atlas de Marruecos. Israel también tiene un programa nacional para irrigar plantaciones de olivos con aguas salobres. “Está funcionando bien y definitivamente el único lugar donde se está haciendo es aquí en Israel”, dice Berliner.

Créditos: israel21c.org

5. Construcción ecológica

Si Israel es conocido por su experticia en construir viviendas adaptadas al desierto es porque los prototipos fueron diseñados y testeados por el Instituto Blaustein. La unidad de Planificación Urbana y Arquiquectura en el Desierto de esa escuela se enfoca en la construcción de casas que no requieran aire acondicionado, incluso durante el día cuando el calor es muy intenso.

El eco-arquitecto de la universidad Isaac Meir se especializa en arquitectura pasiva de baja energía (PLEA) para climas áridos y cálidos. Factores como la dirección del viento, los ángulos del sol y las temperaturas diarias son tomados en consideración. Arquitectura climáticamente responsable – Un manual de diseño para la construcción de edificios con uso eficiente de la energía, el libro en el que cotrabajó en 2001, ha ganado atención mundial.

6. Más cultivos por gota

No puedes hablar del éxito israelí en hacer el desierto florecer sin mencionar el riego por goteo y las compañías que han hecho a Israel el mejor amigo de un granjero en climas cálidos y secos. Estas compañías incluyen Plastro, Netafm y NaanDan Jain. A diferencia de gran parte de la innovación en Israel que comienza en el laboratorio o en el instituto de investigación, el riego por goteo moderno fue pionero en el campo de parte de granjeros, y es usado a lo largo de Israel para obtener las mejores cosechas usando la menor cantidad de agua. Las técnicas israelíes de irrigación por gotas son compartidas constantemente con otros países a través del Centro MASHAV para la Cooperación Internacional de Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.

Créditos: israel21c.org

7. Raíces de la investigación

La organización investigadora en agricultura del gobierno, el Instituto Volcani en Beit Dagan, es conocida por producir variantes genéticas de plantas que se desempeñan muy bien en condiciones menos que ideales. Los científicos del centro no sólo estudian la resistencia a la sequía de las plantas, sino que también crían nuevas variedades de vegetales y frutas para obtener el máximo rendimiento del producto por cada volumen de agua ocupado. Esto permite a los granjeros israelíes y a los vendedores de semillas encontrar un mercado más amplio para sus productos.

El centro ha realizado, asimismo, un destacable estudio en antiguas variedades de trigo, tales como las espigas de espelta consumidas durante tiempos bíblicos, así como la resistencia a las pestes y métodos de control biológico que utilizan menos recursos y productos químicos.

Sin relación con el Volcani, pero ubicado en las cercanías de Rehovot, está la Facultad de Agricultura de la Universidad Hebrea. Los científicos aquí han hecho un trabajo increíble en mejorar los tomates israelíes y las cosechas de campo, entre otros proyectos.

Créditos: israel21c.org

8. Forestación

Si es hecho de la manera correcta, plantar árboles puede revertir la desertificación otorgándole apoyo al suelo a medida de que la vida de la planta hecha sus raíces en la arena, y ayuda a crear un ciclo de nutrientes que enriquecen la tierra.

Israel es el único país en los últimos cien años en tener una ganancia neta de árboles. Donar dinero cada año para plantar árboles a través del Keren Kayemet LeIsrael (el Fondo Nacional Judío) es una prioridad de la comunidad judía alrededor del mundo, y un modelo que muchos países han copiado a medida que van intentado forestar sus tierras perdidas. El KKL también conduce investigaciones para comprender cuáles árboles crecen mejor en el desierto, sobreviven en el invierno por sí solos, y cuáles lo hacen mejor en las zonas más húmedas y templadas como la región de Galilea.

Créditos: israel21c.org

9. Danza de la lluvia

En los años cincuenta, el gobierno israelí bajo la dirección de Golda Meir fundó MASHAV para compartir la nueva experiencia de Israel en agricultura del desierto. MASHAV dirige una gran variedad de programas, pero es más conocida por sus seminarios de capacitación en Israel y en cualquier parte que se necesite –África, el Medio Oriente, Sudamérica, América Central, India, China- en técnicas que van desde el manejo de invernaderos y riego hasta crianza de peces y las granjas lecheras. El programa TIPA auspiciado por MASHAV ha ayudado hasta ahora a más de 700 familias campesinas senegalesas a ganarse la vida usando el riego por goteo.

Créditos: israel21c.org

10. Manejo de las aguas residuales

Prácticamente todos los éxitos de Israel en esta lista se basan en el hecho de que Israel ha podido sobresalir en el manejo de aguas residuales a una escala que cualquier otro país no ha llegado nunca. Un sorprendente porcentaje del 50% del agua israelí usada en riego viene de aguas servidas recicladas, de acuerdo a Berliner, y gran parte de éstas van a bosques del Fondo Nacional Judío. El país que le sigue más cerca a Israel en el nivel de reutilización de las aguas es España, el cual sólo reutiliza cerca del 20% de sus recursos hídricos.

Créditos: israel21c.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s