La solución israelí contra edificios “enfermos” y el mal olor

Fuente: 

Por Karin Kloosterman.

Moho en las casas, axilas olorosas, ácaros del polvo, “síndrome del edificio enfermo”  e infecciones bacterianas de hospital ahora enfrentarán una fuerte competencia: la empresa incipiente Better Air (“Mejor aire”) ha desarrollado un innovador sistema de filtración de aire que utiliza millones de bacterias “benignas” llamadas probióticos para combatir a las “malas” bacterias y a sus contaminantes asociados que se infiltran dentro de las casas, espacios de trabajo y lugares de atención a pacientes.

El sistema de Better Air estimula la inmunidad del edificio contra las bacterias, los ácaros y el moho.

Como los probióticos que ingerimos para promover una buena salud intestinal, el sistema BioZone de Better Aire utiliza una bacteria “buena” similar para mantener a raya a las despreciadas bacterias y alérgenos relacionados que puedan provocar enfermedades, infecciones y malos olores en casas, oficinas, hospitales -e incluso en nuestros cuerpos.

El cofundador de Better Air, Yuli Horesh, se interesó en el campo de las bacterias cuando su abuela murió como resultado de una extraña infección bacteriana de hospital. Horesh sintió la determinación de hacer algo respecto a la alta incidencia de las infecciones fatales adquiridas en hospitales y los efectos de los edificios “enfermos”. La tecnología que adoptó, basada en una investigación de la Universidad de Ghent en Bélgica, puede convertirse en todo un cambio de paradigma.

En lugar de tratar de exterminar todas las bacterias -una batalla contraproducente y de perder- Biozone promueve la aparición de buenas bacterias en espacios cerrados, quitándoles lugar a las malas para que se reproduzcan y florezcan.

La innovación de Better Air está en no exterminar a las bacterias del mal olor con sustancias contaminantes para nosotros, sino en ayudar a que los probióticos “invadan” el aire de lugares cerrados quitándoles espacio.

“Tomamos el concepto de usar probióticos para apoderarse de un espacio y lo aplicamos al mayor de los problemas de hoy en día: el síndrome del edificio enfermo. Las personas se asientan en edificios con una mezcla de bacterias donde todos los sistemas mecanizados traen el aire del exterior hacia dentro, y lo mezclan con humedad y suciedad. Lo que obtenemos básicamente de ello es un laboratorio creciendo dentro de los ductos de aire acondicionado”, Horesh le explica a ISRAEL21c.

“Durante los últimos cuatro años hemos estado probando diversas combinaciones y aplicaciones y llegamos a la mejor tecnología que en efecto lidia con el crecimiento microbacteriano en los ductos y define el área (de una nueva forma)”, agrega.

Una solución bajo la manga (y el brazo)

Better Air está trabajando en dos direcciones para promover su tecnología. Una consiste en soluciones personalizadas para hospitales y edificios de oficinas de gran extensión. BioZone ya ha sido instalado en hospitales israelíes y en el centro comercial Dizengoff Center en Tel Aviv. La empresa está ayudando en rehabilitar un notorio edificio “enfermo” en Jerusalén previamente ocupado por la Autoridad de Radiodifusión de Israel. Better Air también ha firmado con socios que le permitan abrir sucursales en varios países.

En otra dirección, la empresa está construyendo una serie de purificadores de instalación automática diseñados para el hogar que se colocan cerca de la entrada de los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Estos dispositivos deberían estar disponibles a la venta para fines de año.

BioZone trabaja con probióticos extraídos de alimentos y comprados a los Estados Unidos, suspendidos en gas para que puedan dispersarse en las áreas donde las bacterias no-saludables están desarrollándose. El sistema debe ser recargado entre un mes y seis meses, dependiendo del uso y el tamaño del edificio.

Horesh explica, “Nuestro truco es el siguiente: las bacterias poseen un lenguaje llamado ‘quorum sensing’ (detección de quorum o autoinducción). Esto quiere decir que en un cierto volumen de espacio, digamos ‘x’, siempre habrá una cantidad ‘y’ de bacterias – nunca más. BioZone cuantifica el área y dispersa exactamente la cantidad correcta de probióticos necesaria.

En esencia, las buenas materias eliminan a las malas. Y la pérdida de bacterias ‘malignas’ pone límites en el crecimiento de ácaros y otros patógenos originados en casa como el moho.

Horesh dice que Biozone también ayuda a eliminar el olor corporal en lugares cerrados porque el olor es causado por bacterias “malas”.

Better Air, con sede en Tel Aviv, da empleo a 14 personas. La compañía fue fundada en 2011 por Horesh, Mike Hoffman y Shai Kutner con cerca de 2 millones de dólares en fondos de privados, y está buscando una inversión de hasta US$ 5 millones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s